Poesía

 

1. poeta/poetisa: Autor/a que compone poesía. ej.: García Lorca es un gran poeta.

 

2. poema: Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa: ejs.: “Tú me quieres blanca” (Sor Juana Inés de la Cruz), “A Roosevelt” (Rubén Darío)

 

3. palabra: El elemento básico de la poesía; un conjunto de signos lingüísticos que tienen un significado convencional (“denotación”: del diccionario) y otro significado emotivo (“connotación”: de emociones). ej.: “perro”

 

4. estrofa: Combinación de estructuras fijas; una unidad estructural mayor que el verso y menor que el poema. ej.: Una lira contiene cinco versos por estrofa.

 

5. poemas estróficos: Poemas que son divididos en estrofas:

a) dos versos:

pareado: AA; aa; aA; Aa.

ej.: Rasgar a su alma sin pudor el velo

quien busque admiración y no consuelo. (“Epístola a Emilio Arrieta

Adelardo López de Ayala)

 

b) tres versos:

Terceto: AǾA

Ej.: Y en este titubeo de aliento y agonía A

cargo lleno de penas lo que apenas soporto Ǿ

¿No oyes caer las gotas de mi melancolía? A (“Melancolía”—

Rubén Darío)

 

Terceto encadenado: ABA BCB CDC…

Ej.: No he de callar, por más que con el dedo, A

ya tocando la boca y ya la frente, B

silencio avises o amenaces miedo. A (“No he de callar”—

Francisco de Quevedo

y Villegas)

 

c) cuatro versos:

Cuarteto o copia de arte mayor: ABBA

Serventesio: ABAB

Redondilla o copla de arte menor: Poema con estrofas de 4 versos cada uno,

octosílabo, con rima consonanta: abba, cddc…. 7

ej.: “Hombres necios que acusáis a

a la mujer sin razón b

sin ver que sois la ocasión b

de lo mismo que culpáis.” a (“Hombres necios que acusáis”—

Sor Juana Inés de la Cruz)

 

d) cinco versos:

Lira: aBabB (combinación de versos heptasílabos y endecasílabos)

ej.: “El aire se serena a

y viste de hermosura y luz no usada, B

Salinas, cuando suena a

la música estrenada b

por vuestra sabia mano gobernada. B (“El aire se serena”—

Fray Luis de León)

 

e) ocho versos:

Octava real: ABABABCC

ej.: “Aquella voluntad honesta y pura A

ilustre y hermosísima María B

que en mí de celebrar tu hermosura A

tu ingenio y tu valor estar solía B

a despecho y a pesar de la ventura A

que por otro camino me desvía B

está y estará en mi tanto clavada C

cuanto del cuerpo el alma acompañada. C (“Égloga III: Tirreno –Alcino”

Garcilaso de la Vega)

 

f) soneto: Combinación de 14 versos, los cuales están estructurados en dos cuartetos seguidos por dos tercetos. El esquema de la rima consonante más general es ABBA, ABBA, CDC, DCD, aunque otros esquemas son posibles. Hay 11 sílabas por verso. Propone una sola idea, la que muchas veces es “carpe diem.”

ej.: Mientras por competir con tu cabello, A oro bruñido al sol relumbra en vano; B mientras con menosprecio en medio el llano B mira tu blanca frente el lilio bello; A mientras a cada labio, por cogello. A siguen más ojos que al clavel temprano; B y mientras triunfa con desdén lozano B del luciente cristal tu gentil cuello: A goza cuello, cabello, labio y frente, C antes que lo que fue en tu edad dorada D oro, lilio, clavel, cristal luciente, C no sólo en plata o vïola troncada D se vuelva, mas tú y ello juntamente C en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada. D (“Soneto CLXVI”—Luis de

Argote y Góngora)8

 

g) silva: Poema formado por versos endecasílabos y heptasílabos que alternan en formas diferentes.

ej.: Huracán, huracán, venir te siento, y en tu soplo abrasado respiro entusiasmado del señor de los aires el aliento.

En las alas del viento suspendido vedle rodar por el espacio inmenso, silencioso, tremendo, irresistible en su curso veloz. La tierra en calma siniestra; misteriosa, contempla con pavor su faz terrible. ¿Al toro no miráis? El suelo escarban, de insoportable ardor sus pies heridos: La frente poderosa levantando, y en la hinchada nariz fuego aspirando, llama la tempestad con sus bramidos…. (“En una tempestad”/

José María Heredia)

 

h) letrilla: Composición poética breve, dividida en estrofas simétricas al final de las cuales se repite un mismo pensamiento en uno o más versos denominados estribillos. Se desarrolla a partir del siglo XVI. Se trata de un poema satírico y burlesco, de tono ligero por lo general, aunque también las hay de tema religioso y lírico.

 

ej.: Poderoso caballero

es don Dinero.

Madre, yo al oro me humillo,

él es mi amante y mi amado,

pues de puro enamorado

de continuo anda amarillo;

que pues, doblón o sencillo,

hace todo cuanto quiero,

poderoso caballero

es don Dinero.

Nace en las Indias honrado

donde el mundo le acompaña;

viene a morir en España

y es en Génova enterrado;

y pues quien le trae al lado

es hermoso aunque sea fiero,

poderoso caballero

es don Dinero. (“Don Dinero”—Francisco de Quevedo y Villegas)

 

6. poemas no estróficos: Poemas que no son divididos en estrofas.

 

a) romance: Tiene un número indeterminado de versos octosílabos, con rima

asonante en los versos pares, quedando sin rimas los versos impares:

ǾaǾaǾaǾaǾa; tiene un efecto musical (lírico); relata un momento épico,

dramático, y conmovedor; se abre “in medias res”; es dialogado.

ej.: ¡Quién hubiese tal ventura sobre las aguas del mar como hubo el conde Arnaldos la mañana de San Juan! Con un falcón en la mano la caza iba a cazar. Vio venir una galera que a tierra quiere llegar. Las velas traía de seda, la ejercía de un cendal; marinero que la manda diciendo viene un cantar que la mar facía en calma, los vientos hace amainar, los peces que andan n'el hondo arriba los hace andar, las aves que van volando n'el mástil las faz posar. Así fabló el conde Arnaldos, bien oiréis lo que dirá: -Por Dios ruego, marinero, dígasme ora ese cantar. Respondióle el marinero, tal respuesta le fue a dar: -Yo no digo mi canción sino a quién conmigo va. (“Romance de conde Arnaldos”—Anónimo)

 

b) poema de versos libres: Poema que puede no tener estrofas, ni rima, ni

medida de versos.

ej.: Soy el que sabe que no es menos vano que el vano observador que en el espejo de silencio y cristal sigue el reflejo o el cuerpo (da lo mismo) del hermano. Soy, tácitos amigos, el que sabe que no hay otra venganza que el olvido ni otro perdón. Un dios ha concedido al odio humano esta curiosa llave.

Soy el que pese a tan ilustres modos de errar, no ha descifrado el laberinto singular y plural, arduo y distinto, del tiempo, que es uno y es de todos. Soy el que es nadie, el que no fue una espada en la guerra. Soy eco, olvido, nada. (“Soy”—Jorge Luis

Borges)

 

 

7. verso: la unidad de versificación que forma estrofas. (Generalmente cada línea es un

verso.) ej.: Los sonetos contienen tres o cuatro versos por estrofa.

 

a. verso agudo: El verso termina en una palabra aguda (que lleva la fuerza en la última sílaba: corazón, ciudad, doctor). Al contar las sílabas

de un verso agudo, se añade una sílaba al número de sílabas gramaticales

porque la palabra aguda (por tener el acento en la última sílaba) suena con

mayor intensidad y requiere más espacio de tiempo.

Ej.: ¡ya te vas pa-ra no vol-ver!(“Canción de otoño en primavera”—Rubén Darío)

1 2 3 4 5 6 7 8 (8+1=9)

 

b. verso esdrújulo: El verso termina en una palabra esdrújula (que lleva la fuerza en la antepenúltima sílaba: blico, jaro). Al contar las sílabas de un verso esdrújulo, se cuenta una sílaba menos porque al poner la fuerza de la voz en la antepenúltima sílaba, se pronuncia más rápidamente.

 

Ej.: a-gi-tan dul-ce-men-te las bri-sas cá-li-das (“Mediodía”—Ricardo

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 (13-1=12) Jaimes Freyre)

 

c. verso llano: El verso termina en una palabra llana (que lleva la fuerza en la penúltima sílaba: casa, ventana). Se considera el verso llano como norma para el

cómputo de sílabas de versos porque en la lengua española abundan las palabras

llanas. Cuando un verso es llano, el número de sílabas gramaticales y el  número de sílabas poéticas es el mismo.

ej.: ¡Po-bre-ci-ta prin-ce-sa de los o-jos a-zu-les!

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 (“Sonatina”—Rubén Darío)

Hay 14 sílabas comunes y 14 sílabas poéticas.

 

8. metro: la medida particular de cada verso. ej.: Un romance tiene el metro de 8 sílabas

por verso.

 

9. pentasílabo: Verso de 5 sílabas.

ej.: Niña Isabel (“Niña Isabel”—Daniel Vigliett)

 

10. hexasílabo: Verso de 6 sílabas.

ej.: “Cerca la tablada

La sierra pasada” (“Cántica de Serrana”—Juan Ruíz)

 

11. heptasílabo: Verso de 7 sílabas.

 

12. endecasílabo: Verso de 11 sílabas. De origen italiano, es el verso más rico, flexible,

y armonioso. Los versos endecasílabos y heptasílabos se emplean principalmente

para formar liras y silvas.

ej.: Si de mi baja lira 7

tanto pudiese el son, que en un momento 11

aplacase la ira 7

del animoso viento 7 (“Oda a la flor de Gnido”—

y la furia del mar y el movimiento 11 Garcilaso de la Vega)

 

13. octosílabo: Verso de 8 sílabas; la medida más popular, utilizado para romances,

 corridos mexicanos, etc.

ej.: Voy a cantar un corrido

de la traición insensata

en que perdió el caudillo

don Emiliano Zapata.

Fue el año diecinueve

mismo de mil novecientos

y era en el nueve de abril (“Corrido de la muerte de Emiliano Zapata”—

Baltasar Dromundo)

 

14. alejandrino: Verso de 14 sílabas, usado en las canciones épicas medievales sobre

Alejandro Magno.

ej.: La princesa está triste. ¿Qué tendrá la princesa?

Los suspiros se escapan de su boca de fresa

que ha perdido la risa, que ha perdido el color. (“La princesa está triste”—

Rubén Darío)

 

15. verso blanco (suelto): Verso sin rima. Se marcan con “ǿ.”

ej.: “Espinas, vidrios rotos, enfermedades, llanto

Ascienden día y noche de la miel, de los felices

Y no sirve la torre, ni el viaje, ni los muros.” (“Espinas, vidrios rotos,  enfermedades, llanto”—Pablo Neruda)

 

16. verso libre: No tiene rima ni medida precisa.

ej.: “Todavía huele la espuma del mar

que me hicieron atravesar.

La noche no puedo recordarla.

Ni el mismo océano podría recordarlo.” (“Mujer negra”—Nancy Morejón)

 

17. cómputo silábico: Número de sílabas (sonido articulado que se emite de una sola

vez) (Ej.: La palabra “ca-sa” tiene dos sílabas.)

 

18. arte mayor: Versos de 9 sílabas en adelante. Se marcan con letras mayúsculas:

A B C A B C.

ej.: Yo no sé si eres muerte o eres vida A

si toco rosa en ti, si toco estrella B

si llamo a Dios o a ti cuando te llamo C (“Ciencia de amor”—

Dámaso Alonso)

 

19. arte menor: Versos de 2-8 sílabas. Se marcan con letras minúsculas: a b c a b c.

ej.: Paseábase el rey moro

por la ciudad de Granada a

desde la puerta de Elvira

hasta la de Vivarrambla a (“Romance del rey moro que perdió

Alhama”—Anónimo)

 

20. estribillo: Expresión o cláusula en verso, que se repite después de cada estrofa en

algunas composiciones líricas, que a veces también empiezan con ella.

ej.: “¡Ay de mi Alhama!” (“Romance del rey moro que perdió Alhama”—

Anónimo) 12

21. rima: La total o parcial identidad acústica entre dos o más versos, de los fonemas

(la más pequeña unidad fonológica de la lengua: “r” vs. “d” en cara y cada)

situados a partir de la última sílaba tónica (la que recibe la fuerza).

 

a. rima consonante: rima fonética (de vocales y consonantes) entre dos o más

versos, empezando con la última sílaba tónica.

ej.: Yo no sé si eres muerte o eres vida A

si toco rosa en ti, si toco estrella B

si llamo a Dios o a ti cuando te llamo C

Junco en el agua o sorda piedra herida A

sólo sé que la tarde es ancha y bella B

sólo sé que soy hombre y que te amo. C (“Amor”—Dámaso Alonso)

 

b. rima asonante: rima fonética solamente en las vocales, empezando con la última vocal tónica.

ej.: La más bella niña

de nuestro lugar, a

hoy viuda y sola

y ayer por casar, a

viendo que sus ojos

a la guerra van a

a su madre dice

que escucha su mal: a

dejadme llorar a

orillas del mar. A (“La más bella niña”—

Luis de Góngora y Argote)

** Si una de las sílabas que forman la rima asonante es una sílaba con

diptongo, la vocal débil del diptongo no se toma en cuenta para la rima.

(ej.: lluvia)

 

c. rima abrazada: Cuando el esquema de la rima es del tipo “abba, cddc, …” o

“ABBA, CDDC, ….”

Ej.: Hombres necios que acusáis a

a la mujer sin razón b

sin ver que sois la ocasión b

de lo mismo que culpáis a (“Hombres necios que acusáis”—

Sor Juana Inés de la Cruz)

 

d. rima encadenada (cruzada): Cuando el orden es del tipo “abab, cdcd,…”

o “ABAB, CDCD,….”

Ej.: Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo, A

y más la piedra dura porque ésa ya no siente, B

pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo A

ni mayor pesadumbre que la vida consciente. B (“Lo fatal”—

Rubén Darío13

 

d. rima gemela: Cuando el esquema es del tipo “aa, bb, cc, dd, …” o “AA, BB,

 

CC, DD, ….”

Ej.: ¡Por qué tú te rebelas! ¡Por qué tu ánimo agitas! A

¡Tonto! ¡Si comprendieras las dichas infinitas A

de plegarse a los fines del Señor que nos rige B

¿Qué quieres? ¿Por qué sufres? ¿qué sueñas? ¿qué te aflige? B

¡Imaginaciones que se extinguen en cuanto C

aparecen… En cambio, yo canto, canto, canto! C

(“El agua multiforme”—Amado Nervo)

 

f. rima continua: Cuando todos los versos de una estrofa riman entre sí.

Ej.: Como dice Salamo y dice la verdad A

Que las cosas del mundo todas son vanidad, A

Todas las pasaderas vanse con la edad A

Salvo amor de Dios, todas son liviandad. A (“Arcipreste de Hita”—

Juan Ruíz)

 

21. ritmo: La colocación del acento. Se determina por la distribución de los acentos  principales:

 

a) Acento estrófico: Es el acento más importante, y siempre corresponde a la

penúltima sílaba del verso. Por ejemplo, el verso

Yo soy un hom-bre sin-ce-ro (“Verso sencillo I”—José Martí)

1 2 3 4 5 6 7 8

tiene 8 sílabas, y el acento estrófico está en la séptima sílaba.

 

b) Acentos rítmicos: Son los acentos en el interior del verso que coinciden con el

acento estrófico. Si el acento estrófico corresponde a una sílaba impar, los

acentos rítmicos estarán en las sílabas impares, y viceversa. Por ejemplo, en el

verso de arriba, los acentos rítmicos estarán en las sílabas impares (la primera,

la tercera, y la quinta).

 

c) Acentos extrarrítmicos: Son los demás acentos que no coinciden con el acento

estrófico. En el verso de arriba, los acentos extrarrítmicos estarán en las sílabas

pares (la segunda, la cuarta, la sexta, y la octava).

 

22. pausa: breve interrupción

 

a) hemistiquio: la mitad de un verso, separado por una pausa

ej.: Es sangre no granizo, -- lo que azota mis sienes (“El hombre acecha”—

1er hemistiquio 2do hemistiquio Miguel Hernández)

(7 sílabas) (7 sílabas)

Para el cómputo silábico del verso, cada hemistiquio es una unidad

independiente: no admite sinalefa, y hay que tener en cuenta si el verso es

agudo, llano, o esdrújulo.

 

 

b) cesura: La pausa que divide al verso en 2 hemistiquios iguales o desiguales.

 

c) pausa estrófica: La pausa que ocurre al final de cada estrofa.

 

d) pausa versal: La pausa que se produce al final de cada verso.

 

e) encabalgamiento: Fenómeno en el que existe un desequilibrio entre la pausa

versal y la sintaxis del verso: la pausa versal se reduce al mínimo porque la

oración que comenzó en un verso continúa en el verso siguiente.

Ej.: Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra, que me llevare el blanco día (“Amor constante más allá de la

muerte”—Francisco de Quevedo y Villegas)

 

 

23. métrica: la cantidad de labas fonéticas que tiene cada verso.

ej.: To / das / las / ro / sas / son / la / mis / ma / ro / sa = 11 sílabas fonéticas

(“La única rosa—Juan Ramón Jiménez)

 

24. licencia poética (licencia métrica): A veces, el poeta no sigue las normas establecidas del lenguaje. Por ejemplo, añade o resta una o más sílabas:

 

25. sinéresis: Cuando en el interior de una palabra se unen 2 vocales que generalmente no forman diptongo. ej.: poe-ta, leal-tad.

 

26. diéresis: El contrario a la sinéresis. Consiste en separar 2 vocales que generalmente forman diptongo. ejs.: sü-a-ve, rü-i-do

 

27. sinalefa:Fenómeno que afecta al cómputo silábico, pero no es un fenómeno exclusivamente poético.

Ej.: No se dice:

¿Có-mo-es-tá-us-ted?

1 2 3 4 5 6

sino:

¿Có-mo es-tá us-ted?

1 2 3 4

En el ejemplo, hay 6 sílabas según la división gramatical, pero sólo hay 4

sílabas

fonológicas (la unidad de pronunciación de una lengua).

En la poesía, cuando una palabra termina en vocal y la siguiente empieza

con una vocal, se cuenta una sola sílaba. A veces, puede reunir más de 2

vocales.

Ej.: Vol-vió a Eu-ro-pa

1 2 3 4

 

28. hiato: El contrario a la sinalefa. Consiste en pronunciar separadamente 2 vocales que, aunque perteneciendo a palabras diferentes, deberían pronunciarse juntas (por sinalefa). ej.: mú-si-cas de a-las. Normalmente, habría 5 sílabas poéticas, a causa de la sinalefa de las palabras de alas, pero el poeta se vale del hiato para obtener 6 sílabas que necesita para el ritmo de su verso.

 

29. poesía épica: Poesía objetiva. El poeta es un narrador que cuenta hechos o hazañas. ej.: “Romance del Conde Arnaldos” (Anónimo)

 

30. poesía lírica: Poesía subjetiva. El poeta la usa para comunicar sus sentimientos al lector. ej.: “Balada de los dos abuelos” (Nicolás Guillén)

 

31. poesía dramática: Poesía subjetiva-objetiva. Se cuentan sentimientos íntimos, con el poeta desapareciendo detrás de los personajes que representan el drama.

ej.: “Romance del rey moro que perdió Alhama” (Anónimo)

 

32. caligrama: Un dibujo compuesto de palabras.

ej.:

(“Yo no sé nada”—Cervantes)

 

33. ideogramas: Una representación de ideas por medio de imágenes gráficas.

 

 

34. polifonía: Pluralidad de voces que se corresponden con múltiples conciencias independientes e inconfundibles no reducibles entre sí. Por tanto, cada personaje es sujeto de su discurso y no sólo objeto del discurso.

ej.: “Autorretrato” (Castellanos)

 

35. polimetría: Sistema de versificación que usa versos de diferentes estructuras métricas. ej.: una silva

 

36. topoemas: (de Octavio Paz) poemas que dejan de ser una alineación sintáctica de palabras, para convertirse en un lugar donde se mezclan los elementos lingüísticos y los elementos visuales—círculos, líneas, palabras invertidas, tipos diferentes de letras.

ej.: “Cifra”