Desde el estudio: Edily y Belia
Desde el estudio: Edily y Belia
Reportera: Lucy Cruz
Reportera: Lucy Cruz
Edily y Jampier diseñan la adarga.
Edily y Jampier diseñan la adarga.
Valeroso caballero, Don Quijote de la Mancha versión moderna.
Valeroso caballero, Don Quijote de la Mancha versión moderna.

“Dichosa edad y siglo dichoso aquel adonde saldrán a luz las famosas hazañas mías, dignas de entallarse en bronce, esculpirse en mármoles y pintarse en tablas para memoria en lo futuro”. 

 

Don Quijote y los libros de caballería
Don Quijote y los libros de caballería

“Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso—que eran los más del año, —se daba a leer libros de caballería con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza…y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que vendió muchas tierras para comprar libros de caballería…” 

 

El famoso hidalgo don Quijote de la Mancha
El famoso hidalgo don Quijote de la Mancha

“En resolución, él se enfrancó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio…”

 

“Imaginábase el pobre ya coronado por el valor de su brazo, por lo menos, del imperio de Trapisonda; y así, con estos tan agradables pensamientos, llevado del estraño gusto que en ellos sentía, se dio priesa a poner en efeto lo que deseaba”.

Don Quijote imagina a su amada Dulcinea del Toboso como la más hermosa princesa.
Don Quijote imagina a su amada Dulcinea del Toboso como la más hermosa princesa.

Limpias, pues, sus armas, hecho del morrión celada, puesto nombre a su rocín y confirmándose a sí mismo, se dio a entender que no le faltaba otra cosa sino buscar una dama de quien enamorarse; porque el caballero andante sin amores era árbol sin hojas y sin fruto y cuerpo sin alma. Decíase él a sí”.

 

La sobrilla llora la muerte de Don Quijote
La sobrilla llora la muerte de Don Quijote

“…mando toda mi hacienda, a puerta cerrada, a Antonia Quijana, mi sobrina, que está presente, habiendo sacado primero de lo más bien parado della lo que fuere menester para cumplir las mandas que dejo hechas”. 

 

“Señores -dijo don Quijote-, vámonos poco a poco, pues ya en los nidos de antaño no hay pájaros hogaño: yo fui loco, y ya soy cuerdo; fui don Quijote de la Mancha, y soy agora, como he dicho, Alonso Quijano el Bueno”.

 

¡Felicidades grupo D! Excelente trabajo.